Soy lo que ven mis ojos por dentro, lo que nadie más ve. Soy lo que ven los ojos que me miran, los que me quieren mirar bien. Y por mi bien.

Y de todas las miradas, elijo ahora la de Elvira Ramos. Porque se cree todas las novelas, como yo me las creo. Y porque aprendí con ella que la literatura, como la amistad, la familia y el amor a la vida, se sienten y te cuidan a lo largo.

 

Alicia Chamorro García

 

 

 

 Dicen que el mundo depende del cristal con el que se mira, pero yo creo que el mundo depende del color de los ojos de quien lo mira.

 

El de Alicia debe ser maravilloso, como el color de sus ojos, como la luz de su mirada, como la ternura con la que trata a sus amigos, pacientes, familia e incluso desconocidos.

 

Todos sufrimos “este mundo”, y todos queremos luchar por él. Ella lo hace desde lo más profundo de cada uno de nosotros, la palabra, el nombre con el que designamos nuestros dolores, nuestras necesidades, nuestras querencias y pasiones.

 

El concepto de terapia no sólo está relacionado con la curación, sino también con el aprendizaje de nuevas vías de comprensión y análisis de lo que somos.

 

Alicia, con su fuerza y delicadeza, consigue hacerte ser la protagonista del cuento de tu vida, transmitirte la moraleja del mismo y decirte lo mucho que te quiere, todo en una sola línea y siempre parece que la has escrito tú.

 

Les animo a conocer la forma de mirar el mundo que tiene Alicia, es la única manera de que cambie su forma de ver que en cada esquina puede haber un conejo blanco que les muestra el camino hacia su libertad y su plenitud.

 

Les pido que se den una oportunidad a sí mismos de ser el protagonista del cuento por una vez, pero del que ustedes escriban.

 

Les cuento que yo una vez lo hice, y que mi felicidad de ahora está muy relacionada con esta Alicia, y su conejo blanco, y la luz de sus ojos, y sus palabras…

 

Ella en sí misma es terapia, y la curación de cada uno de nosotros pasa porque ella antes estuvo enferma y sabe cómo y cuánto duele el dolor. Por eso lo cuida tanto.

 

Gracias por tus ojos, por tu forma de ser, estar y mirar. Por cuidarnos tanto.

 

Por tu voz y tus palabras.

 

Por tu vida de cuento.

 

Elvira Ramos Rivera.

http://www.elviramos.blogspot.be/

 

 

elcuentacontigo@gmail.com

diseño: www.josebalaguer.net